martes, 9 de agosto de 2011

Entrada 5: La TV como violadora de mis cosas

Twitter. "Twitter es una red de información de tiempo real que permite conectarte a lo que encuentras interesante. Simplemente busca cuentas relevantes y sigue las conversaciones", rezan (?) sus creadores. Hoy en día, mediados del año dos mil y (?) once, Twitter se ha vuelto muy popular. Se masificó. Oh, mierda, ahora cualquiera se crea la cuenta, para usarla dos días, no entender nada y no volver a entrar (aunque quizás vuelva a las semanas). ¡Errores de ortografía por doquier! ¡Extraños conceptos sin contenido por doquier! ¡Música horrible desde el punto de vista humano por doquier!

La masificación, ¿es mala? Depende. En este caso, si. Porque se incorpora mucha gente que no aporta nada. E incluso cometen crímenes de lesa humanidad hacia la ortografía. E incluso, no les interesa la cultura que tanto amamos nosotros la gente sin calificativos (?). Esa cultura del chiste y el bardo. De matar gente, metafóricamente hablando, porque no nos convence el concepto de "limpiar la sangre". No porque nos de asquito, sino porque somos vagos y estamos cansados. Es mejor sentarnos al frente de una computadora y hacer juegos de palabras que inciten a la gente a sacarse la ropa, SEA LO QUE SEA QUE SIGNIFIQUE ESO.

Claro, nosotros fuimos así desde siempre, pero ahora es posible darnos a conocer. "La Internet lo posibilita". Cualquiera puede dar su estúpida opinión, aunque no significa que vaya a ser tenida en cuenta. Nosotros, la gente sin calificativos, estamos desde hace años en Twitter. Pero un siniestro día, la gente que aparece en la TV empezó a crear cuentas y empezó a divulgar más de lo que debía. Y llegó la maldita masificación. A ver si entienden, me quejo porque soy antisocial. Pero ojo eh, si muestran tetas, serán aceptadas. Ahora, si son tipos, tendrán que ser graciosos y aportar contenido interesante, sino, morirán en la intrascendencia. Nosotros, la gente sin calificativos, estamos desde antes y ponemos las reglas. Si no te gusta, ahí tenes la salida. Si, ahí arriba, boludo.

Retomando lo importante... Las tetas. Elementales para la aceptación. Si muestran, lo logran. También se aceptan culos, ooooobviamente. En mi opinión, prefiero que sean las de ustedes, aunque algunos no ven con malos ojos que las fotos sean falsas mientras haya exuberantes... todo (?). El mundo es un lugar duro. Es difícil progresar. Somos tantos, se complica. Pero se puede ser alguien. Bah, dicen. Yo todavía no conozco el placer. O sea, chicos, miren las huevadas que estoy escribiendo. No hace falta ser un genio para comprender, ¿que quieren? ¿Que se los recite? "Iba Juan Rueda caminando, caminando sin saber la hora, cuando a los gritos de repente un aldeano, exclamó 'LA CONCHA DE LA LORA'". ¿Ya están contentos? Abusivos. Fue, me voy a llorar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario