miércoles, 9 de noviembre de 2011

Entrada 26: Nos detengamos, no más

Remolinos. Vaivenes. Incoherencias. Confusiones. No quiero más. Todo tiene un límite, y yo finalmente llegué. ¿Porque tuve que hacerlo? No me quedó otra opción. Aquí estoy, acabando algo que nunca fue.

¿Que tuve? ¿Eh? Seis horas de felicidad y un año de mierda. En la balanza pesan lo mismo. Pero yo se que no es así, no tiene que ser así. Hablarle a una pared nunca fue bueno. Aquí estoy, acabando algo que nunca empezó.

Dentro de mi saco cuentas, batallo con y en contra de la lógica. Me caigo y me trato de levantar, cuando lo estoy logrando, me terminé soltando nuevamente. Ingenuo. Tus decisiones no tienen grises, siempre fueron blanco y negro. Te las jugaste por lo que creíste, y no salió. No hay culpables, pero aquí estoy, acabando algo que nunca existió.

Nos detengamos, no más. Por favor. Quiero volver a donde estaba antes. Estaba igual que ahora, pero lo ignoraba. Creo que es un buen paso para evolucionar. No ser más así. Fantasías, siempre lo seré, pero lucharé igualmente. Pero no por vos. Lo haría hasta el fin de mis días, pero no más. Aquí estoy, acabando algo que hubiera sido hermoso.

Ni idea como se desencadenará el futuro. Se que la división reinará. Y habrá poca luz, pero se que es solo una mancha que tapa el sol de forma temporal. Podré salir, lo haré. No te podré alcanzar. No te vas a frenar. La división reinará. Hubiera sido hermoso. Hubiera dado quince vueltas al mundo para asegurarme de eso. No. No lo haré. Aquí estoy, aceptando la derrota, y continuando a los tumbos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario