sábado, 1 de diciembre de 2012

Entrada 84: Diciembre

Ya se acaba el año y va a llegar Papa Noel. Increíble pero paso todo un año, muy rápido, lo que me lleva a pensar... ¿que carajo hice en 2012? Bueno señores, nada, y recién ahora me doy cuenta. Y no es que me importa, PERO LA JUVENTUD SE VA POR EL RETRETE (?).

Esta es la época de las promesas ridículas y de los deseos imposibles de cumplir, también del nacimiento de parejas que no deberían existir (?) o el resurgimiento de las que no deberían haber resurgido (?), y así. Diciembre es un mes de malas decisiones.

Y para colmo se viene Navidad, esta es una época de gastos fuertes, hay que comprarle presentes a la familia, hermanos, padres, hijos, tíos, primos, abuelos, nietos, cuñados, suegros, yernos, el perro también debe recibir algo porque según el humano moderno, el perro es parte de la familia (!), y encima está exento de tener que regalar algo, maldito suertudo.

Y se viene 2013. ¿Quien en su sano juicio cree en la profecía maya? Una civilización aniquilada, ¿si eran tan buenos porque se murieron? Aparte que todos sabemos que dice otra cosa, lo del fin del mundo es una exageración, como la gripe porcina o Neymar (?). Pero nos gusta exagerar, eso es verdad, pero como ya estamos en diciembre, no importa nada, está el espíritu navideño y, lo más importante, esta horrenda humedad que hace que no nos importe ni la vida misma. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario