lunes, 26 de agosto de 2013

Entrada 137: Cadena nacional

¡Compañeros! ¡Que no cunda el pánico! Sabemos que son tiempos difíciles, pero pierdan el miedo, porque las épocas de vacas gordas vendrán, porque las políticas de este gobierno, a nivel político, económico y social ¡funcionan! Debemos seguir por esta misma línea para conseguir los resultados que nos hemos propuesto. No nos tiene que importar lo que digan en el extranjero. No nos tiene que importar lo que digan los medios. No nos tiene que importar lo que diga la oposición. ¡Nosotros debemos seguir fiel a nuestros ideales! ¡Nuestros ideales son estos! ¡No hay necesidad de cambiar! Quizás... algún que otro ajuste pequeño, nada grave, cuestiones a corregir durante el camino, ¡estas situaciones se pueden presentar! ¿Somos perfectos? ¡NO!, estamos muy lejos de serlo, pero hacemos lo mejor que podemos con esto que tenemos, con el caos que nos dejaron nuestros antecesores hace siete años. Es un trabajo de pico y pala, y quizás nos equivocamos en algunas cosas, pero así aprendemos, y hay tiempo para remediarlo si ustedes así lo deciden. Porque si, hay mucho para cambiar y mucho para mejorar, tendremos que ajustarnos los cinturones y serán épocas complicadas, pero todo para el bienestar del futuro, del futuro distante, pero nosotros... ¡estamos firmes con estas ideas! ¡Con estas, con aquellas, con todas, porque nos gusta el diálogo! ¡Con el extranjero, con los medios, con la oposición! Porque en estas épocas de grandes cambios, ¡hace falta diálogo! Entonces, seguimos trabajando para que el orden vuelva al país, por eso, anuncio mi renuncia indeclinable como presidente de la República. Si, ¡quizás me vi superado por la ambición, pero hice lo mejor que pude! Y quizás fue totalmente insuficiente, pero... ¡compañeros! ¡Es lo que hay! ¡Vendrán mil más como yo! ¡Lo lamento por ustedes! El maldito sistema está mal, ¡y no se puede hacer nada! ¡Grandes cambios hacen falta! ¡Pero no me importa una mierda! ¡Viva mi país!

No hay comentarios:

Publicar un comentario