lunes, 3 de febrero de 2014

Entrada 154: Estudo científico

-¿¡Quién ordenó este estudio!?
-¿Que pasa señor Presidente?
-¿Que demonios es esto?
-El estudio que usted encargó de porque se enamoró de una colorada fulera de cara pero de buenas gomas.
-Yo nunca encargué esto.
-Nos llegó el mensaje de que debíamos estudiar esto, y lo hicimos, nos costó 67 millones de dólares.
-¡Arrgrgrhghg! ¡Imbéciles! ¡Yo no encargué esto! ¡Mirá la firma! ¿Vos te pensás que me llamo Jorgito?
-En realidad, nunca le pregunté su nombre, así que no s...
-Me llamo Luis Alfonso Lambao, ¡presidente de Braguay!
-Ya se que usted es el preside...
-¡Y jamás firmaría una orden con un apodo!
-Bueno. Pero el estudio está terminado, podría ver de que se trata...
-A ver... 77 hojas para una boludez... ¿Donde está la conclusión?
-Al final...
-A ver... Ajam... Mjm... "El estudio determina que el enamoramiento puede ser real o no, pero principalmente se debe a su gusto por los pechos grandes, y que al ser una mujer fea, más allá de su simpatía irrelevante, usted considera que puede ser de fácil 'levante'". Llamen a la policía.
-¿Porque?
-SESENTA Y SIETE MILLONES DE DÓLARES PARA DECIR QUE A UN DESCONOCIDO QUE SE LLAMA JORGITO LE GUSTAN LAS TETAS GRANDES.
-Bueno, manejabamos muchas teorías.
-¿COMO?
-Al principio pensamos que usted. que al final no es usted sino Jorgito, podría estar haciendo una broma. Luego consideramos la posibilidad de que fuese una momia. También investigamos la posibilidad de que la colorada en cuestión no fuese una mujer de verdad sino un tragamonedas. Luego, pensamos en la posibilidad de que se tratase de un delirio provocado por el exceso de azúcar, así que hubo que comprar muchos animales y mucha azúcar para investigar.
-Llamen a la policía.
-No hay necesidad, porque finalmente encontramos una hipótesis que pudo ser refutada empíricamente, ve, ve, acá, donde dice... que a coso... a... a Jorgito le... le gustan las... las tetas grandes... señor... señor Presidente...
-Ay Dios... ¿Como es su nombre, señor?
-Eeeeeeeeeeeeeeeeehhhhhhhhhh, ¿es eso relevante señor?
-Muy.
-Eeeeeeeeeeeeeeeeehhhhhhhhhh, bueno, está bien, me llamó Doctor George López.
-George eh.
-Si.
-Jorge.
-Si. No, digo, no, rayos, usted es muy inteligente.
-No, usted es un idiota.
-No se, no se, me infiltré en el gobierno, gaste 67 millones suyos para hacer una investigación y acá estoy, hablando con usted.
-Aja...
-Seh...
-Que pésima seguridad tercermundista. Me siento desprotejido.
-Bueno, mirelé lo positivo...
-¿Que cosa?
-Eeeeeeeeeeeeeeeeehhhhhhhhhh, bueno, no se, pero podríamos ir a comer algo...
-Está bien. Usted invita.
-Ey, eso no es justo, usted es Presidente. Oiga, venga acá. Por lo menos dejemé elegir el lugar, no tengo tanto dinero para gastar, oiga, ¡venga!

No hay comentarios:

Publicar un comentario